Marujas renegadas con mala conciencia.

Frustración marujil de domingo por la noche.

Que levante la mano a quien no le pase.

Todos los meses en agosto me pasa lo mismo, creo que a muchos. Yo diría a muchas, en femenino si no fuese totalmente inaceptable y políticamente incorrecto.

Nos enseñaron a ser buenos estudiantes, a llegar puntuales a ser responsables, a aprobar exámenes, a sacrificarnos por un título, a dejarse explotar en las prácticas, a currar por poco o nada para remendar el curriculum, idiomas, un curso en el extranjero, formarse, formarse y formarse….

Ahora repaso la lista de los reyes godos mientras friego los platos y empiezo a olvidarme de si el verde manganeso era propio del s. X o del XIII… creo que del período nazarí pero…. ahora debo hacer otro dragón de plastilina, van 7 hoy, y no puedo pararme a pensar tontadas.

¿Qué nos ha pasado?

Antes las mujeres aprendían a hacerse un ajuar bonito, que guardarían para siempre en en un baúl, a dejar la ropa bien blanca y a cómo cerrar bien la olla exprés de los garbanzos para cinco churumbeles.

– ¡Y eso sí que eran mujeres, no las de ahora que no saben freír un huevo!-

– Pues no señora, no sé freír un huevo y además mi hijo lleva mocos que tiran ya a verde, ¿pero a que no sabe ud. que los del medievo cagaban en un cubo de barro con asas que se llamaba bacín y que por cierto las señoras como ud. eran las que tenían que ir vaciarlo? ¡Pues eso!.-

Y para qué me sirve eso si después de todo las cosas de casa alguien las tiene que hacer. Las tareas de casa son un martirio y un estigma que no quiero. Y punto.

En fin. Que en agosto seguimos con nuestra frustración “yo no soy maruja, limpio porque alguien lo tiene que hacer” y a eso añadimos otra cosa, la mala conciencia ” ay por favor… esto es de ser muy mala madre…“. Somos felices, felicísimos porque tenemos a nuestro hijos en casa toooodo el día. Muy felices, pero varias horas del día desearíamos que empezase el cole de nuevo. Y eso además de cansar genera muy mala conciencia. Y esa mala conciencia es más jodida que jugar 4 horas seguidas a poner té imaginario y tomarlo con Mickey Mouse y el Sr. Conejo.

Así que pasamos el día jugando, ordenando, y fregando, piscina, manguitos,… tender toallas, enjuagar bañadores, ducha, cena, …

De modo que en agosto somos marujas renegadas, con mala conciencia por desear que nuestros hijos estén en el cole, sin tiempo casi para mirarnos al espejo y cuidar al máximo nuestro súper look cool de verano y eso pone de una mala leche y unos pelos…

Cuando en el fondo debíamos ocuparnos de comer helados enormes y sobre todo bonitos para poner las fotos en instagram, estrenar vestidos, hidratarnos bien las puntas y hacernos la pedicura de color neón. Estar sexys, cuidar nuestra relación de pareja, ¿de verdad? Es eso lo que he aprendido que debe ser el verano ¿no? Aprovechar el verano para sacar adelante nuevos proyectos profesionales, emprender ¡yujuu!, leer, salir…

Si, y qué mas.

Menudo timo.

😦

 

 

 

 

Anuncios

5 pensamientos en “Marujas renegadas con mala conciencia.

  1. CPyC

    Yo aún no soy madre, pero entiendo lo que dices y la frustración que provoca. Consuélate pensando que la vida en instagram está sobrevalorada y la realidad nunca es tan bonita como ese encuadre maravilloso que intentamos colar (que por cierto, a mí tu IG me mola bastante). Limpia lo justo (:P) y vive intensamente los momentos que disfrutas, seguro que entonces hasta te olvidas de hacer la foto 😉
    Un besote

    Responder
    1. Mata a la Marmota Autor de la entrada

      Gracias .. por los ánimos. Bueno con el asunto de las vidas ultrachahis en el mundo online es la leche. Yo lo llamo vidas Truman, (por El Show de Truman, ya sabes), pero está guay ver cosas bonitas. Lo del tiempo y los hijos.. uf, es complicado.. Un saludo! gracias por pasarte :*

      Responder
  2. pequeboom

    Pero un timo de los grandes, igual que el de la incorporación de la mujer al mundo laboral, que sí, que mucha liberación pero nos convirtieron en marujas y currantas… timos de la vida…

    Responder
    1. Mata a la Marmota Autor de la entrada

      Tenía que haber sido un proceso cruzado: la incorporación de la mujer al mundo laboral y la incorporación del hombre al las tareas del hogar y cuidado de los hijos. Y además poner el mismo empeño y fuerza en ambas. Ainnns .. Gracias por tus comentarios siempre 🙂

      Responder
  3. Cris Plaza

    Aaay Presen! Yo pensaba que compatibilizabas a la perfección tu vida personal (diseños, blog, proyectos, amigos) con la de mami…y es que ¡lo aparentas! Claro que tendrás estas ‘crisis maternas’ de cuando en cuando (y a mí que aún no me he estrenado en esto de la maternidad me asustan…bastante), pero he de decirte que creo que lo llevas súper bien. Se te ve como una persona completa, que además es una mamá guay. Te animo a que escribas otro post cuando te encuentres en el estado contrario, que seguro que también tienes muchos de esos momentos (además de en las excursiones).
    Un besazo :* Por cierto, guárdame el tomillo, que mañana me esperan en el SAE y no sé si podré ir a la clase.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s